martes, 27 de octubre de 2009

No saber como acertar

Es ese sentimiento de no saber como acertar. Es como estar seguro de que cualquier cosa que hagas, por más que la pienses y la repienses, va a salirte mal. Y si no la piensas, más de lo mismo.
Es como querer pedir perdón por todo cuanto acontece en relación con tus actos. Aunque no hayas hecho nada malo ni tengas que arrepentirte por nada, estás dispuesto a disculparte sin saber exactamente por qué lo haces.
Es esa sensacion de querer quedarte y querer irte. Deseas irte ahora pero dentro de un minuto te gustaría volver a estar en este lugar. Anhelas quedarte pero en pocos momentos vas a morirte de ganas de marcharte de aquí.

Es ese momento en el que crees que todo puede acabarse o todo puede empezar. Avanzar con cautela o aguardar a que llegue algo que, por otra parte, jamás sabrás si llegará a producirse.

Es esa maldita corrosión que aparece por arte de magia y que se agarra al cerebro y exprime los ojos. No se debe olvidar si se quiere recordar para siempre de la misma forma que no se debe recordar nada si se quiere olvidar todo.

De todas formas, nadie, absolutamente nadie, está obligado a hacer nada más cuando ha hecho todo lo que ha podido.

1 comentario:

  1. tienes toda la razon, y me ha servido mucho! gracias!

    ResponderEliminar