domingo, 2 de agosto de 2009

Síndrome post-vacacional

Tras dieciséis días de vacaciones, mañana tengo que volver a trabajar. La verdad es que nunca he creído en los síndromes post-vacaciones ni en el estrés, pero lo cierto es que ahora mismo me cuesta creer que mañana a las ocho de la mañana tengo que estar frente al ordenador.
Será un poco duro levantarme tan pronto básicamente porque este fin de semana he dormido muy poco y porque aún tengo que coger el ritmo de trabajo y readaptar mi "reloj biológico". También será complicado estar al pie del cañón durante todo el mes de agosto sabiendo que todo el mundo está de vacaciones pero ya me irá bien porque mi pueblo está lleno de turistas en esta época y así por lo menos me alejaré de la cansina muchedumbre.

Al menos puedo decir que durante el tiempo que he estado de vacaciones he desconectado y mucho porque no he pensado absolutamente en nada relacionado con el trabajo y porque me lo he pasado genial con mi novia y con mis amigos. A ver qué tal me va mañana...

2 comentarios:

  1. Podrías haber avisado que se tenía que imprimir el dibujo... por me he quedado sin pantalla y con caspa de LCD... :p

    ResponderEliminar
  2. En la oficina tenemos uno igual... y hay gente que lo usa a menudo :D

    ResponderEliminar